Mi Blog

Dar las Gracias

Dar las gracias se está perdiendo entre la gente, por esto, quiero hacerle un homenaje. Para hacer más amena esta sociedad tan demoledora por las prisas, la economía, la política y la búsqueda del poder; uno pisa al otro para conseguir lo que se desea.

Todo lo que la vida nos da es porque lo necesitamos. Que todo llega y, lo que no nos gusta o nos derrota nos hace más sabios y empodera el ser.

Ando en un momento de mi vida donde agradezco, mi mente se siente libre y mis actos han sido y son lo que he aprendido; lo que quiero para mí. Es curioso entrar en mi mundo, encontrarme conmigo misma y sentir que todo está bien.

Por ello, quiero  darle un toque de humor a todos mis demonios que se han enfrentado a esas personas que han ido apareciendo a lo largo de estos años; las que se marcharon y las que se han quedado a mi lado y apuestan por mi ser, sin tapujos y con toda la verdad por delante.

Asimismo, siempre he procurado hacer el menor daño posible porque cuando se trata de heridas y traumas infantiles es más difícil sobrellevar las relaciones personales.  Para continuar, es de bien nacido ser agradecido, y por tanto dar las gracias es un bien:

  •  Por las risas, las sonrisas, las carcajadas, la envidia, la ira, los celos, el amor, la felicidad, la tristeza y un millón de emociones existentes en mi interior, así como su comprensión o escucha. Quiero dar las gracias por el conocimiento compartido, los bailes, los viajes, las personas vividas…;
  •  Gracias al poder que mi mente (y la vuestra) tiene, pues sin ella sería una roca sin sentimientos ni cerebro;
  • Levantarme y saludar al sol aunque esté nublado, pues él siempre sale sin rechistar para calentarnos el día y darnos luz a tantos momentos tenebrosos que pueden suceder; y
  •  Seguir viva y contar con todo el fuego que llevo. Por eso escribo, para no olvidarme de lo intensa que es y ha sido mi vida, y que lo que ocurre es para que se cierren las heridas.

Para terminar, deciros que agradeciendo también me lamo las heridas, las sonrisas fingidas y las dudas, aportando un despertar de consciencia, una apertura del tercer ojo y me iré a la tumba feliz desnuda, expirando que no fui infeliz.

Recordad esto cuando vayáis por la calle o entréis a un establecimiento (a día de hoy, encima con mascarilla), cuando os despertéis y podáis ver esa sonrisa que tanto os gusta por la mañana; tomar un café al amanecer; recorrer el mundo en moto, en bicicleta, con mochila; ver a los familiares; vivir la experiencia de vivir siendo conscientes del aquí y ahora, del presente que nos mueve.

 

Buscad en vuestro interior y no tengáis miedo de expresar lo que sentís, seguro que alguien estará para daros la mano y ayudaros a ver la verdad, siempre y cuando tengáis voluntad de conocer.

Un abrazo, enredados.

Y que paséis unos bonitos días. Sonríe. Todo es perfecto.

 

Patricia Castillo.

@poetisaenredada

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail

Related Posts

Deja una respuesta