Mi Blog, Tri Educa

¿Cómo aplicaría el método Montessori en casa?

Según el método María Montessori, es fundamental la preparación del entorno y el material. En el caso actual, viviendo una pandemia y encerrados en casa, lo más importante será buscar un espacio amplio en alguna de las habitaciones existentes, incluso usar zonas como la cocina y el salón. Para conseguirlo, lo ideal es que el centro quede desocupado y en el suelo se coloque alguna alfombra de juegos o similar para que el niño o niña no coja frío, se enferme o pueda hacerse daño, estableciendo orden y seguridad.

Asimismo, se ha de tener en cuenta la etapa evolutiva para realizar los ejercicios y las actividades, así que, aunque sea en la distancia, los maestros y maestras de todo el mundo estarán siempre dispuestos a ayudar en lo que necesiten sus alumnos y, por ende, a los padres. Si en la familia hay varios niños de diferentes edades, el material que se use debería ser variado, como ejemplo, la lectura de un libro.

Se crearán los famosos rincones de juego. Estos, podrán hacerse rotativos o por tiempos. Al principio guiaremos a nuestro hijo al espacio y que él sólo vaya experimentando libremente; después, se podrá planificar un tiempo para cada actividad concreta, incluso habrá días que puedan ser «el día de la literatura», «el día de la naturaleza», y así. Es importante que cada rincón tenga su nombre y temática, como biblioteca y literatura, cocina, siesta, ordenador, rincón de pensar, rincón de las matemáticas, rincón de la naturaleza, rincón de puzzles, reciclaje (cajas, cartones de leche, plásticos, periódicos…) asamblea, teatro, huerto, entre otros, hasta convertir nuestro hogar en una fantástica aula de aprendizaje.

Según los recursos disponibles en una casa y el tamaño, se crearán más o menos espacios de juego. Las esquinas de la habitación serán los lugares más apropiados para colocar material y realizar los distintos trabajo, tanto si es en grupo de iguales (hermanos, primos, etc.) o padres, madres, abuelos que quieran participar, como si son actividades individuales.
A ser posible, que los muebles sean adaptados a los niños o los más bajos. Si es necesario, y se quiere poner en práctica el método, se puede plantear una modificación del mobiliario total; una locura a priori que puede lograr una gran satisfacción. También, se pueden usar plantas, sillas, biombos de la ropa, o tela para separar las zonas. En el caso de hacer teatro, exposiciones o recitales, servirá una pared, incluso si es blanca, se puede decorar y pintar entro todos.

Las actividades pueden ser muy variadas, por ejemplo: se puede organizar una asamblea en la mañana para hablar sobre el estado de ánimo, cómo se ha dormido y, las tareas y actividades que se van a votar en el día, incluyendo el rol de cada uno; y otra por la noche para contar historias o cuentos antes de dormir. Algunos de los rincones elegidos para realizar dichas actividades podrían ser:

– El rincón del arte: se colocarán lápices, folios, colores, pinturas, etc., incluso cajas, si se carece de material, generando la manipulación, la expresión y la creatividad artística;

– Deporte en casa: como el baile, el yoga o el karate, ya que actualmente disponemos de mucho material audiovisual y estas actividades ayudan a disminuir la ansiedad y el estrés ocasionado por el confinamiento;

– El rincón de la naturaleza: se puede crear un huerto sembrando diversas semillas o legumbres, y analizar el crecimiento cada semanas; dar de comer a los peces; poner pan en las ventanas para ver si comen los pájaros; retirar las hojas secas de las plantas y sacarlas cuando llueve o ponerlas al sol;

– El rincón de la música: con ejemplos de actividades tipo contar versos, descubrir sonidos, buscar nuevas canciones, o aprender y cantar canciones; y

– El rincón de literatura y lengua: encuentra las palabras (los verbos, los adjetivos, los nombres o los sinónimos) en una canción escuchada.

En cuanto al ambiente, será de gran importancia que todo esté ordenado y cuando se acabe el tiempo de actividades todo el material se coloque en su sitio. A la vez, con el movimiento de muebles se puede ver (y parecer) más amplio; la limpieza será un factor imprescindible tanto para realizar tareas diarias como para mantener una higiene adecuada; y como el entorno se ha preparado a consciencia, el niño tendrá más libertad de movimiento. De hecho, se promueve su independencia en la exploración y aprendizaje en un lugar que ya conoce, sintiéndose seguro y aprendiendo a su ritmo sin dejar de jugar activamente.

El objetivo de desarrollar el método en casa puede transformar las conductas de sedentarismo, trastornos de sueño, nerviosismo o estrés causado por no salir a correr, jugar con los amigos, ir al parque, etc. Un niño podrá desarrollar sus capacidades y adentrarse en el silencio; escuchar música y compartir juegos con sus figuras de apego; polarizar la atención y llevar una rutina diaria; independizarse en sus tareas y a la vez ser uno más del grupo.
Del mismo modo y a la vez, los infantes se darán cuenta de que forman parte de su familia (uno más) y pueden realizar las cosas por sí solos sin que sus padres o hermanos mayores les regañen, permitiendo así el llamado proceso de normalización.
Se estructura así en la pedagogía Montessori: Amor por el trabajo, habilidad y capacidad para elegir y estar tranquilo en su experiencia al trabajar; concentración, aunque tenga un ambiente con muchos materiales, la elección libre realza un interés progresivo en el aprendizaje; autodisciplina, se manifiestanlas ganas de completar una tarea iniciada espontáneamente; y la sociabilidad, se produce un aumento de paciencia y respeto, deseo de ayudar y comprender a los que están realizando su trabajo, consiguiendo un ambiente armonioso y social agradable.

Para concluir, lo más importante será recodar que esto puede ser una aventura en casa, una mejora de lazos familiares y un aprendizaje inolvidable para los más pequeños, donde los padres y madres son guías que ayudan a sus hijos, con el apoyo de los maestros, aunque sea en la distancia; multitud de tareas, con ilusión, creatividad, paciencia y mucho amor.

¿Y vosotros? ¿Locura?

Pd: Cuéntame.

Patricia Castillo.
@poetisaenredada

Related Posts

Deja una respuesta