Poesía

Me dieron ganas

 siempre me dan ganas

de amarte, por eso te escribo

de la A a la Z sin ni siquiera preguntarte

si te acuerdas de mí, o has llegado a amarme.

Quise alzar la pluma y me salieron alas,

quise parar el tiempo una noche contigo

y entre tu oscuridad y la mía

encontramos la fuerte luz de nuestra alma.

Te escribo para aliarme en nuestro encuentro:

en tus labios gruesos que miran los míos,

en tus oyuelos que castigan mi tiempo pagado

con un dèja-vu que ni siquiera entiendo.

Y me caigo en el rosado de tu sonrisa

y, provocas que me muerda los labios

si mojas tus deseos en esos ojos de niño inquieto

antes de convertirme en tu próxima travesura.

Patricia Castillo

@poetisaenredada

28/11/2020

Related Posts

Deja una respuesta